Campañas de Miedo

3 mayo, 2015 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

Se llama campañas de miedo a aquellas que inducen a votar por un candidato sembrando el miedo contra los otros y no porque represente la mejor opción. Tenemos muchos casos como estos: Zedillo, Fox, Calderón; en todas esas campañas, la promoción se centró en vota por mi o “se te aparece el coco”. Lo mismo hicieron el papel de coco Diego que Madrazo o AMLO.

En NL las campañas de miedo están operando, el candidato sin partido, JRC emplea el encono de los electores contra los gobiernos para señalar que si no votan por él pueden ganar los mismos que, según su decir, mantienen a la sociedad en vilo.

Su estrategia no se encamina a promover el voto a su favor, menos a que razonen sus propuestas, se centran en vincular la crisis económica que vive el país con los candidatos opositores. En el fondo JRC sabe que no cambiarán las cosas si él llega al poder, pero eso no importa. La meta como en cualquier competencia, guerra o contienda es ganar y, aunque algunos románticos aseguran que hay reglas y honor en el combate, lo cierto es que el único código que impera es el de ganar sin mediar miramientos.

Finalmente, todos los candidatos saben que el voto no se gana haciendo razonar a los electores, se gana haciéndoles sentir, sentir empatía, alegría, miedo. Cada equipo de campaña y sus estrategas establecen desde qué ángulo atacaran a las víctimas, perdón, a los electores.

Sabiendo esto, que los candidatos lejos de querer conquistar la parte racional del elector, busca seducir su parte emocional; entonces podemos identificar desde qué ángulo nos atacan los candidatos. Finalmente todos buscan decirnos lo que queremos escuchar, son Sirenas entonando su canto; para nuestra desgracia estamos en el riesgo de abrazar a la más seductora.

Días atrás un buen amigo defendió a capa y espada a uno de los candidatos, le encontró cualidades casi sobrehumanas, virtudes que si las tuviera sería hombre de Fe y no de política, valores y capacidades que bien son merecedoras de un premio Nobel. Al discrepar, lo mejor que obtuve fueron alegatos, denostaciones a los 8 candidatos restantes, sólo su verdad recubierta de justificaciones irracionales son la verdad.

En el fondo sabe que no habrá cambios si gana su aventurado proyecto, sabe que habrá un gatopardismo en la entidad, pero como él dijo: “Friego a los políticos”, aunque con sus actos está cometiendo un acto de inmolación o de suicidio electoral.

Estamos frente a una contienda en donde las próximas semanas serán de difusión del miedo. Unos amenazando con que votar por los partidos es votar contra sí mismo y otros advirtiendo que no hay corderos en la política, sólo lobos disfrazados de animales domésticos.

Videos Youtube

+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2017 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet