Dos momentos… Una misma historia

26 enero, 2016 | publicado por:Jesús Monsivais

Aldous Huxley, novelista, ensayista y poeta inglés dijo: “Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje”.

En el 2012 la ciudad de Monterrey, N.L. fue escenario de una contienda electoral que a todas luces parecía cerrada; resultó ser todo lo contrario, los dos principales candidatos (mujer-hombre) se enfrentaron (entre otras cosas) a la primer contienda histórica para el electorado, pues se postulaba la primer Mujer Candidata a la Capital… y Ganó.

Su desempeño como tal deja mucho que desear, pues la ciudad atraviesa  la peor época de su vida. Basta ver las calles  sucias, obscuras, llenas de baches. ¡Hizo historia!

2015 el estado de Nuevo León, da lugar nuevamente a una contienda electoral única en el estado, en el país…, los  alcances son de dimensiones internacionales. Nuevamente los principales preferidos (mujer-hombre) uno de ellos “independiente”, él Ganó.

Bastaron 100 días de la “nueva independencia” para ver que era MA´s de lo mismo.

Las semejanzas entre el anterior gobierno Municipal de Monterrey y el actual gobierno del Estado de Nuevo León son (y me permitiré decirlo) ¡idénticas!

La nobleza del lenguaje con el cual ambos servidores públicos se referían hacia la ciudadanía parecía llegarles, pues encontraban en ellos la figura de alguien en quien confiar.

Por un lado ella, como figura maternal, cobijaba  la delicadeza y la calma, pero a su vez, la destreza suficiente para cuidar y proteger a los suyos, y esto quedó plasmado en una declaración que tuvo dentro de los debates llevados a cabo entre candidatos en el cual mencionó: “voy a trabajar y voy a cuidar a todos los regios como una madre regia sabe cuidar a sus hijos, tengo esa responsabilidad”. Eran tiempos difíciles, la inseguridad estaba en su apogeo, dijo las palabras adecuadas, la gente confió .

Por otro él, figura irreverente y simple, sin mucho que aportar más que un “vamos a trabajar”, la situación era otra, el agotamiento de un pueblo que no veía cambios decidió optar por algo que parecía diferente, nuevamente la gente confió.

La ambición por querer más en ambos personajes ha sido y será su talón de Aquiles. Pues desde su recién llegada a los puestos para los cuales fueron electos, dieron de que hablar y no precisamente por su desempeño, más bien por dar pie a deseos de futuros proyectos políticos.

Trabajo no ha habido mucho, pero sí  reflectores y fallos importantes dentro de sus primeros días de gobierno.

La ciudad de Monterrey terminó mal y le va a costar mucho a los regiomontanos reponerse de este bache en el que están.

En Nuevo León la raza paga y está quedando claro que no manda.

Dos personajes en dos tiempos distintos que tienen más similitudes que diferencias. Alguien una vez mencionó que la administración 2012-2015 podría referirse como la “Crónica de una muerte política anunciada” parafraseo la obra del escritor Gabriel García Márquez.

Hoy, a poco más de 100 días del gobierno estatal, podríamos llegar a la misma conclusión.

¡Saludos cordiales!

 

Videos Youtube

+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2017 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet