El enfoque ético del Desarrollo Sustentable en el contexto histórico y teórico de la ética

23 Abril, 2015 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

Conferencia impartida a estudiantes de la Preparatoria No. 2 de la UANL

Autor. Óscar Tamez Rodríguez

Lo primero que debemos hacer ante un tema tan estructurado como lo es hablar del contexto histórico actual de la aplicación de la ética en el desarrollo sustentable es entender algunos conceptos:

Qué es desarrollo sustentable, Cómo impacta la ética en el desarrollo sustentable y en qué momento la historia entra en juego.

El desarrollo sustentable lo podríamos definir como el desarrollo económico de la sociedad procurando el cuidado y respeto al medio ambiente. Esto quiere decir en palabras sencillas, entre otras cosas; ciudades limpias, que permitan la calidad de vida de sus habitantes, que atiendan el problema de la contaminación, la movilidad de las personas y el equilibrio ambiental. Hago una pregunta: ¿Ustedes creen que Monterrey sea una ciudad sustentable?, ¿Si no lo es, qué debemos hacer para alcanzarlo?, ¿Toda la responsabilidad es del gobierno?,  ¿Cómo estudiante y mexicano qué podemos hacer por el entorno y la sustentabilidad de la ciudad?

Respondamos estas preguntas y con ello encontraremos porqué ésta plática es también de importancia histórica.

La historia estudia el pasado, eso ya lo saben ustedes, pero a veces olvidamos que nuestro tiempo presente mañana será pasado y que es importante que reflexionemos sobre cómo nos van a ver las próximas generaciones. ¿Cómo nos van a ver los hijos de ustedes?, como una sociedad responsable con el medio ambiente, con las generaciones futuras o como personas a las que no nos importó el mundo que heredamos.

Por su parte la Ética es el conocimiento que nos ayuda a reflexionar, a pensar y cuestionarnos sobre cómo estamos tratando al medio ambiente. ¿Dentro de la Ética hay una rama que se llama Ética Pública que tiene que ver con la forma en que toman las decisiones los gobiernos y los servidores públicos.

Gracias a la ética pública, podemos como sociedad, ustedes como estudiantes, los maestros como académicos y los historiadores como escritores de los hechos de la sociedad; podemos exigir que las acciones de nuestros funcionarios sean acordes a acciones buenas para las familias, para la sociedad y para el medio ambiente; por supuesto que esto hará que los actos sean buenos históricamente porque así serán vistos en el futuro.

La ética nos da los valores que como personas tenemos, los valores que dentro de la sociedad aceptamos como correctos. Por ejemplo; ¿Es bueno hacer bulliyng?, claramente sabemos que no gracias a que en nuestro código de conducta forma parte el respeto a los demás.

Ética, Valores y Desarrollo Sustentable para la Historia

Veamos, qué es lo que hace que se unan tres conceptos totalmente divergentes entre sí. Historia, Desarrollo Sustentable y Ética: la respuesta está en los Valores de las personas que conforman los valores de la sociedad.

Gracias a los valores podemos unir este tiempo histórico para que en el futuro, las generaciones estudien y conozcan las acciones que emprendimos para beneficio nuestro y de ellos. Gracias a los valores, principalmente a los valores morales, de la salud y ecológicos, podemos asumir compromisos como sociedad con nuestro entorno.

La historia nos ayuda a entender por qué nuestros padres y abuelos pensaban de tal o cual manera. Nos ayuda a entender que las personas evolucionamos, cambiamos y al cambiar, también lo hacen nuestros valores. Pongamos un ejemplo de esta evolución. ¿Los abuelos tenían computadoras, tenían internet? NO; ellos sólo conocían el mundo y los riesgos de no cuidarlo a través de libros, de la radio o de televisores. Ustedes pueden ver en tiempo casi real lo que está sucediendo en algún país por las lluvias torrenciales, por la sequía. Conocemos gracias a las redes sociales las consecuencias de contaminar ríos y suelo. Si hoy tenemos conocimiento que los abuelos no tenían, es lógico que nuestra forma de pensar sea diferente.

Otro ejemplo, algunos adultos dicen que el bulliyng siempre ha existido, a lo mejor sea cierto. Pero no se grababan con un celular, ni se ridiculizaba a las personas débiles como ahora lo vemos gracias a las redes sociales. En consecuencia si cambian nuestros hábitos y nuestro conocimiento, como ya dijimos, entonces cambia la forma en que entendemos, a eso se le llama cambio en los valores. Gracias a la historia podemos entender ese cambio de valores porque la sociedad cambió.

Como se dan cuenta, no vengo a hablarles de Historia como un conocimiento del pasado, estoy haciendo reflexionar que a ustedes, a sus maestros, a mi y a nuestras familias nos toca ser actores de la historia del tiempo presente, estamos haciendo historia para el futuro.

¿Te pregunto, qué historia quieres escribirle a tus hijos y nietos, qué historia quieres que conozcan de ti y de las personas que vivimos en 2014 las personas que lean historia en el año 2115? Ya para entonces no viviremos ninguno de los que aquí estamos platicando hoy. ¿Cuál historia quieres que lean las personas dentro de 100 años?

Esos son los temas centrales de la plática de esta mañana. En el futuro, dentro de 50, 100 o 200 años las personas leerán la historia nuestra y preguntarán qué hicimos a favor de tener una mejor calidad de vida, a favor de respirar mejor aire, a favor de tener menos estrés, más seguridad y menos contaminación.

¿Habían pensado que ustedes son actores de la historia? ¿Qué en este momento alguien está escribiendo la historia de nuestro tiempo presente?, ¿Qué quieres que digan de ti?

Si te preocupa que la historia que lean de nosotros sea mejor, entonces debemos comenzar por participar.

Hay algo que se llama participación ciudadana, eso significa que no ocupamos un asiento en la sala del cine para ver lo que otros hacen, no, ahora somos los actores.

Gracias a los valores sabemos que el papel que nos toca es el de cuidar el agua porque cada día hay menos agua que sirva para tomar. Sabemos que cada bote plástico que tiremos tarda muchísimos años en biodegradarse, por lo que mientras esté, contaminará el suelo donde lo hayas tirado. ¿Han visto el aire que respiramos? Es nuestra obligación entonces comprometernos, caminar más y viajar menos en carros. Dejar de quemar basura. Ser responsables al conducir un vehículo porque si chocamos u obstruimos la vialidad hacemos que cientos de carros quemen más combustible.

Necesitamos reescribir la historia de la ciudad de Monterrey, una historia llena de valores ecológicos, de la salud y morales en donde sepamos que nuestros actos tienen consecuencias en el desarrollo sustentable y que en muchos años, cuando ya no estemos presentes, los historiadores hablarán de nosotros.

No sabemos qué escribirán los historiadores, por eso debemos empezar a escribir la historia del futuro, una historia que les diga a las siguientes generaciones que sí comprendimos el peligro de no cuidar el medio ambiente, que asimismo hoy en el año 2014, el reto de dejar una mejor sociedad para la siguiente generación.

Videos Youtube

+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2017 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet