Banderazo electoral

14 septiembre, 2020 | publicado por:Oscar Tamez

El 7 de septiembre inicia el llamado año electoral el cual termina hasta agosto del 2021 con la conclusión de las impugnaciones; para entonces los ganadores prepararán sus transiciones y los perdedores irán de vacaciones lamiendo las heridas de batalla.

El año es sui géneris, el primero en la historia que iniciará en forma virtual en medio de una pandemia que se niega a terminar. En Asia y Europa se confirmaron casos de recontagio, personas confirmadas como recuperadas que volvieron a contagiarse, no hay garantía de salvar «el charco» si te contagias y sobrevives al bicho.

Una elección denominada la más grande de la historia, pero, de no cambiar la legislación, la de 2024 será la más grande de la historia y así sucesivamente. Esto por la concurrencia electoral donde la modificación de 2014 obliga a que gubernaturas y alcaldías se junten con las elecciones federales.

En Nuevo León eso parece natural, pues tiene décadas así, desde 1994 si la memoria no traiciona; pero en otras entidades como Tamaulipas o Coahuila, las elecciones locales no coincidían necesariamente con las federales.

En 2016 hubo elecciones a gobernador en Zacatecas y Tamaulipas, por mencionar ejemplos, esos gobernadores durarán en su encargo 5 años y no el sexenio, esto para empatar los tiempos electorales locales con los federales.

Para la elección 2021 se estima una lista nominal de 95 millones de electores; actualmente, a marzo 27 de 2020, somos 90 millones 036,367 ciudadanos registrados en el país; de ellos, 43 millones 389,469 somos hombres y 46 millones 646,871 mujeres; es decir, 52% mujeres y 48% hombres, lo cual indica que se amplió la diferencia entre mujeres y hombres.

En Nuevo León, actualmente somos 3 millones 992,649 ciudadanos registrados en la lista nominal; de ellos 1 millón 999,227 somos hombres y 1 millón 993,422 son mujeres, el 50.07% hombres y el 49.92% mujeres; a diferencia del país, existimos más hombres que mujeres mayores de 18 años.

Estos datos dicen que somos más de 5 millones de nuevoleoneses en la entidad, esto porque luego el Inegi sale con cifras discordantes. Podremos votar 4 millones y hay un millón de escolares en educación básica, más otros cientos de miles en educación media superior, agregue quienes no estudian y aquellos sin registro en el INE; en Nuevo León rondamos los 6 millones de habitantes, un dato que deben tener en cuenta los candidatos a la hora de hacer promesas electorales.

En Nuevo León hay 1 millón 126,202 jóvenes entre 18 y 30 años en la lista nominal, el 28.20% de los electores. Adultos mayores con 60 o más años son 652,431 registrados en el INE, el 16.34% de los electores.

Entre las aberraciones que los diputados dejaron en la ley electoral es que existen precampañas, intercampañas y campañas; las primeras inician al aparecer las convocatorias de los partidos e inician los registros a los candidatos o el INE abre el registro a independientes; las intercampañas son una zona del silencio entre precampañas y campañas, similar al medio tiempo donde los jugadores sí se pueden dar patines, puñetazos y mordidas, aunque esté prohibido.

Luego las campañas que, en el caso de los diputados federales, iniciarán el 4 de abril y hasta el 2 de junio, posteriores al receso de intercampañas entre el 1 de febrero y el 3 de abril, pues las precampañas son del 23 de diciembre al 31 de enero.

Prepárese porque si no se contagió del bicho, pronto estará infectado de memes, propaganda aberrante, guerra sucia y mucho más de lo que bien saben los políticos.

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2020 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet