Estratocracia

10 diciembre, 2021 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

La estratocracia es la forma de gobierno encabezada por los militares, no se le concibe propiamente como una dictadura ni su arribo al poder deriva de un golpe de Estado per se, es el gobierno constituido legal y legítimamente por militares.

En la estratocracia se admite que los militares tengan espacios administrativos, de elección popular o legislativos en un gobierno. Son militares que arriban al poder por la vía constitucional toda vez que las leyes así lo permiten.

En los tiempos modernos no hay un solo estado con gobierno republicano-democrático el cual pueda ser definido como uno en régimen estratocrático, todos son democracias o monarquías constitucionales con gobiernos civiles, sea un presidente, primer ministro o monarca.

En las sociedades democráticas la separación de poderes no se circunscribe sólo a los poderes políticos como son el ejecutivo, legislativo y judicial. Implica la separación entre los poderes políticos del poder armado, económico, y los denominados blandos como son iglesias, ONG, organismos patronales, sindicatos y más. Existen los poderes fácticos que influyen pero en el deber ser no existen, como son los grupos delictivos que dominan territorios y poblaciones o el caso de las autodefensas.

La referencia más identificable de estratocracia es en el antiguo imperio romano donde muchos de los césares fueron también militares al frente de los ejércitos.

Para contextualizar en México a los gobiernos militares legalmente constituidos, podemos decir que Agustín de Iturbide fue un emperador estratocrático quien siendo militar de carrera, asume con consentimiento de los grupos de poder existentes, el poder político del país; sin embargo, eso mismo fue lo que le derrumbó pues su popularidad radicaba principalmente en el control que poseía de las armas.

Siguieron a Iturbide casos como Antonio López de Santa Anna y Porfirio Díaz. En los tres ejemplos la constante es que llegaron por el poder popular o consenso de los poderes del Estado (políticos, armados, económicos y sociales), ya dentro del poder político lo ejercieron con el sustento de las armas para mantenerse en él.

Los clásicos de la ciencia política establecían la necesidad de separar los poderes de los Estados para gobernar en democracia, concentrar dos o más de ellos tenían sus propios nombres. La plutocracia se entiende como el gobierno político por parte de los representantes del poder económico; las teocracias son gobiernos donde una denominación religiosa es parte de la estructura política.

La experiencia en México y en el mundo occidental, indica que concentrar los poderes políticos o los poderes del Estado en una misma persona, conlleva a una autocracia, sea dictadura u otra forma de hegemonía.

Los militares en el ejercicio del poder político generalmente llegan por golpes de Estado, en la actualidad existen los llamados golpes blandos y las dictaduras democráticas, todas son lo mismo: concentración de poderes en una persona o grupo.

Incluir en la vida administrativa y de gobernabilidad a los militares es normalizar su presencia entre la sociedad. Es acostumbrar a los ciudadanos a ver como normal que los militares gobiernen.

Ningún grupo de poder es malo o innecesario para las sociedades, sin embargo, sus ámbitos de función deben estar delimitados y no ser transgredidos, hacerlo implica desestabilizar el orden entre poderes.

Sorprende que en el siglo XXI, haya sociedades las cuales deseen normalizar la presencia de militares en el poder político, quizá haya interés por convertir a esas sociedades en estratocracias.

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2022 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet