La historia del tiempo presente

8 septiembre, 2019 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

Acudí los días pasados a la CDMX a las Jornadas de Trabajo sobre la Historia del Tiempo Presente (HTP), organizadas por la UNAM, en las que expuse la ponencia La Historia Presente, su importancia y rigor al investigar.

El interés de los organizadores, integrados en un grupo liderado por la Dra. Eugenia Allier, tiene el propósito de conciliar a los investigadores históricos que trabajamos la HTP en las entidades del país.

Entre los participantes se encontraron investigadores representantes de las universidades públicas y privadas de Sinaloa, Michoacán, Baja California, Chihuahua, Jalisco, Oaxaca y la UNAM, entre otros.

Mi presencia fue representando al Centro de Estudios Políticos y de Historia Presente, AC, hasta el momento la única institución conocida que estudia la HTP en Nuevo León.

Para muchos resulta un contrasentido hablar de historia presente, esto porque a la historia le ubicamos por estigma en el pasado; incluso, hay una multiplicidad de autores que aseguran que la historia es el estudio del pasado. Sin entrar en polémica, la historia estudia los hechos sociales que impactan a las sociedades; esto en una definición simple.

Aceptando el reduccionismo de pensar en la historia como el estudio del pasado, la polémica se ubica en definir qué es pasado, pues el pasado puede ser inmediato, próximo, distante o lejano, sólo por categorizarlo.

Mesa de trabajo en las Jornadas de la Historia del Tiempo Presente.

El seminario o jornadas convocadas por la Dra. Eugenia Aller de la UNAM tiene el propósito de establecer líneas de investigación y que en colegiado, los investigadores y estudiosos los trabajemos; eso, entre otros aspectos.

La HTP, lejos de ser algo nuevo, es una corriente de investigación histórica nacida en Francia en los 70´s del siglo XX; de ahí pasa a España donde Julio Aróstegui trabaja en la propuesta metodológica y llega a América, principalmente en los países latinoamericanos.

La HTP tiene un tiempo histórico de estudio muy definido. Según Francois Bédarida, fundador de esta corriente de investigación, la HTP abarca los estudios de hechos sociales desde el presente en retroceso del tiempo mientras haya un testigo vivo de los acontecimientos.

Algunos lectores podrán pensar que es un desperdicio de espacio omitirme de hablar de temas como la desaparición de las plurinominales que pretende Morena, la crisis política en NL y la posible salida del gobernador u otros temas medulares, pues debo decir, estos y otros temas más de impacto en la sociedad pueden ser historiados por la HTP.

La HTP no es historia oral, aunque recurre a ésta cuando de fuentes testimoniales se trata, cuando las fuentes primarias surgen de entrevistar testigos. Otros más la confunden con la crónica histórica; tampoco son lo mismo. La crónica histórica tiene un rigor metodológico menos rígido que la HTP, pueden llegar a registrar el mismo suceso, pero sus recursos metodológicos son distintos.

Entre los acuerdos se encuentran el de definir líneas de estudio nacionales, que se abandone el regionalismo y la microhistoria y los estudios abarquen el ámbito nacional para ubicarlos en su contexto al momento de suceder.

Por ejemplo, actualmente tenemos un problema social grave en casos como las desapariciones forzosas, la violencia de género y la destrucción del tejido social, problemas afines a casi todo el país en mayor o menor medida.

Mediante la HTP se puede trabajar en conjunto y analizarlo en forma holística.

Entre los elementos de aporte por un servidor a esas Jornadas, fue el aplicar el rigor metodológico a los trabajos, que las fuentes consultadas sean validadas mediante la comparación histórica, la hermenéutica o la interdisciplinariedad de las ciencias tal como proponen los autores de esta corriente histórica.

Un estudio serio de HTP debe pasar por los rigores de objetividad, veracidad e imparcialidad del investigador con los hechos y personajes por estudiar, tal como lo haría cualquier estudio que se distinga por académico y se presente como científico.

La HTP es un recurso para los historiadores modernos, una herramienta para documentar en forma descriptiva y argumentativa los hechos que transforman su tiempo vivido.

Es momento de abandonar la comodidad, arriesgarse a ser «políticamente incorrectos» e historiar el tiempo presente. Al final de cuentas, no se debe correr el riesgo de dejar sin fuentes confiables y veraces a los historiadores del futuro.

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2019 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet