Los números del Zócalo

15 octubre, 2020 | publicado por:Oscar Tamez

Frenaa convocó a reunión en el zócalo de la CDMX para protestar contra el Presidente, fue en respuesta al reto lanzado desde palacio nacional donde se les dijo: junten 100,000 y si caigo en las encuestas me voy de la Presidencia.

Casualmente, días previos y posteriores al plantón de unas horas en el Zócalo, algunas encuestadoras difundieron sus números afirmando que la popularidad del mandatario subía en preferencias; claro, las encuestas de hoy no son difamadas por el mandatario como enmaizadas.

Las encuestas que lo posicionaban mal en el pasado eran enmaizadas, las actuales que lo colocan en altos números de preferencias son honestas, no sé en qué cambiaron las casas encuestadoras, sigo pensando lo mismo de ellas: que hacen su trabajo y exponen su prestigio en cada resultado que publican.

El presidente usó el conjuntivo «y»; se deben cumplir ambas variables, juntar 100,000 o más personas en el Zócalo y salir bajo en las encuestas; la primera premisa se cumplió a decir de un amplio sector de la población, la segunda no se cumplió a decir de las casas encuestadoras.

El plantón del Zócalo fue multitudinario, los operadores de la 4T difundieron infinidad de imágenes y videos de momentos parciales donde buscan establecer la percepción de que fueron muy pocos, ni siquiera un número cercano a 18,000 asistentes al plantón, la estrategia por desprestigiar es muy evidente.

La 4T opera igual que lo hicieron los anteriores gobiernos en décadas, desacreditar a la oposición, desmentir y generar un mensaje de falsedad en el discurso de los opositores, esto confirma un simple hecho: sí fueron decenas o quizá más de un ciento de miles de personas las asistentes.

Sólo se trata de desacreditar lo que preocupa o afecta en la imagen del poderoso, por tanto, eso ratifica lo inquietante que fue el plantón para los representantes del poder.

Desconozco el número de asistentes y esto es el origen de los debates, lo cierto es que afectó y mucho, a tal grado que ahora la 4T organiza una marcha donde espera juntar 1 millón de personas en torno al Zócalo.

Queda manifiesto que la estrategia del descrédito no funcionó y por ello la necesidad de mostrar músculo desde el poder, la diferencia es que las marchas son formas de disidencia, resistencia civil pacífica, expresiones de equilibrio contra el poder y no desde el poder, eso lo hacía el gobierno autoritario cuando la oposición le exhibía.

Convocar a 1 millón de personas implica una movilización intensa, me pregunto si se le puede poner un chip localizador u otra forma de saber qué hacen de hoy y hasta la marcha los llamados servidores de la nación que no son otra cosa que operadores electorales de la 4T quienes tienen engrasada la maquinaria de movilización con los programas asistencialistas.

Incluso, esta movilización, en año electoral, es una manera de simulacro rumbo al día «D» en junio.

Habrá que descontar a los asistentes un promedio de 50 personas por cada camión que se identifique en la zona de reunión, los opositores deberán estar atentos al acarreo, perdón, movilización de la 4T, a la entrega de tortas, jugos y efectivo a cambio de acarreados, perdón, asistentes.

Sería más fácil si se realiza un estudio como el que se practicó hace décadas en la Macropalza de Monterrey cuando el debate por los números de asistentes ponía en contradicción al poder con la oposición.

Que se defina el número de asistentes por metro cuadrado y se midan los espacios, es más barato, menos peligrosos, pero eso sí, menos espectacular y eso es lo que quiere la 4T, espectáculo.

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2020 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet