Pancho Villa más que un militar

7 junio, 2020 | publicado por:Oscar Tamez

El 5 de junio se alcanzan 142 años del natalicio del caudillo revolucionario Francisco, Pancho, Villa. Sobre él se habla de sus batallas, poco del pensamiento político.

Junto a Pascual Orozco, Pancho Villa fueron los primeros en sumarse a la revolución convocada por Francisco I. Madero. Abraham González, personaje cercano a Madero fue quien los unió y tendría gran influencia en el duranguense.

Villa es un personaje histórico disruptivo, lo mismo desata filias que fobias, se le quiere o se le odia, pocos se han acercado a él para estudiar sus aportes a la revolución mexicana.

Fue un demócrata convencido, cuando llega Madero al poder, éste en un acto inusitado, desprecia a sus jefes revolucionarios y pone en manos de Victoriano Huerta las fuerzas armadas.

La decisión del Presidente provocó la rebelión de Orozco en Chihuahua; Villa por su parte, a pesar de su inconformidad, sale del licenciamiento armado en el cual se encontraba y combate a los orozquistas.

Madero, en respuesta, lo subordina a Victoriano Huerta quien además de despreciarle como persona, lo hacía también como militar pues lo consideraba simple alzado. Huerta era correspondido, Villa no le consideraba confiable y el tiempo le daría la razón.

Huerta ordena a Villa someterse a su mando para lo cual el caudillo renuncia a la División del Norte, motivo por el cual estuvo a punto de ser fusilado en una acción donde el traidor de la decena trágica, veía como oportunidad para deshacerse del más leal maderista.

Villa intentó tener comunicación con Madero quien le negó la audiencia en todo momento, de esta forma, traicionaba a los dos principales estrategas quienes le hicieran ganar la revolución iniciada en noviembre de 1910.

Luego escribiría una carta a Madero, relata Frederich Katz en su biografía sobre Villa, en ella le dice que se va de México hacia Texas porque lo respeta mucho y cree en las causas revolucionaria y democrática, pero que de quedarse terminaría enfrentándolo.

Escribe Enrique Guerra Manzo en la revista del Colmich (Vol. 49, Núm. 2, oct-dic 1999) en una interpretación a la obra de Katz; que Villa fue superado por Orozco en victorias militares durante la revolución maderista, pero que tuvo un destacado papel político, incluso, fue el único de los revolucionarios quien obedeció ciegamente a Madero. Su actuar respondía más a un revolucionario radical quien peleaba contra las estructuras porfiristas que a las de un bandido.

En prisión, puesto por Huerta, Villa conoce a Gildardo Magaña quien le instruiría en política e historia de México.

A la muerte de Madero regresa a México para sumarse al ejército constitucionalista de Venustiano Carranza, quien también traicionaría a los caudillos populares (Zapata y Villa), lo que motiva al manifiesto escrito por Villa en septiembre de 1914, donde explica sus motivaciones para desconocer a Carranza.

En el primer párrafo del manifiesto Villa habla de democracia y libertades, conceptos en los cuales creyó y los puso en práctica cuando promovió la Ley Agraria, empuja el salario mínimo de los obreros y propugna por la educación como elemento de movilidad social.

En el manifiesto acusa a Carranza de incumplimiento del Plan de Guadalupe y desconocer los acuerdos entre los ejércitos del norte y la división del noreste en Torreón, respecto a celebrar una Convención sobre bases democráticas donde se fincara un gobierno democrático que implementara las reformas necesarias en beneficio del pueblo.

Villa es más que un caudillo, más que el estratega militar, es un demócrata convencido y creyente de la justicia social basada en salario digno y educación para el pueblo.

Videos Youtube

+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2020 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet