Un nuevo Nuevo León

5 octubre, 2021 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

El gobernador Samuel García se mostró empoderado al asumir el cargo, con un discurso conciliador y fuerte a la vez, directo y jovial. Se le vio fresco y sin guiones prefabricados, lo que no implica improvisación, sino un discurso ampliado en su texto escrito.

Una de las adecuaciones es el uso de la tecnología en su tableta en vez de un discurso en hojas de papel o en un teleprompter. Propio de su generación, leyó en el computador portátil.

Tuvo palabras personalizadas para cada grupo de representación entre los asistentes. Por ejemplo, al dirigirse a los gobernadores presentes, personalizó el mensaje. Primero a Enrique Alfaro, primer gobernador surgido con la marca MC. Para Cabeza de Vaca, el agradecimiento por apoyar las caravanas destinadas a frontera para recibir la vacuna en Texas; luego el mensaje al resto de gobernadores con quienes se vio familiar más que protocolario.

Esa misma familiaridad que refleja cercanía, amistad o compañerismo cercano es la que dirigió a los legisladores federales presentes. Hubo un momento de especial reconocimiento para Ricardo Monreal, a quien definió como su amigo.

Es oportuno abrir un paréntesis sobre Monreal. El zacatecano es un político de oficio que sabe tejer con propios y ajenos, lo cual se demuestra con el saludo del gobernador de Nuevo León y con otros políticos nacionales que le reconocen sus oficios; esto porque no se puede evitar tener presente la sucesión presidencial y el desaire que el presidente hiciera al senador, dos temas que no son ajenos entre sí. 

Otro momento con lectura política es cuando saluda a Olga Sánchez Cordero a quien agradeció su oficio político y gestiones como titular de Segob, para el encuentro que tuvo con el presidente López Obrador en su etapa de gobernador electo.

Es evidente que en su paso por el Senado tejió relaciones que seguramente serán de utilidad en su proyecto federalista para la mejor distribución de recursos.

Saludar por nombre a las personalidades invitadas, pero no a partir de una lista entregada por el equipo, sino luego de ver hacia las butacas y mencionar a quienes ve entre los asistentes es un detalle que marca el tacto político de Samuel García.

Hasta días atrás de su toma de protesta se escuchaban voces agoreras que señalaban confrontación entre los colores partidistas, el mensaje del gobernador despeja dudas al referirse como «amigos» al diputado federal José Luis Garza Ochoa, actual dirigente del PRI en Nuevo León, a Andrés Cantú y otros legisladores de esa bancada, lo cual habla de puentes tendidos en favor de la entidad.

Sin duda queremos un nuevo Nuevo León, como el que ofrece el gobernador sin corrupción, cercano a la gente, con participación ciudadana en la toma de decisiones, de la mano con el sector productivo para más y mejores empleos y, sobre todo, una entidad libre de la contaminación que producen empresas como Pemex.

Los electores votaron en junio por jóvenes en los poderes en la entidad, lo mismo para la gubernatura que para municipios como Monterrey, San Nicolás, Santiago, Santa Catarina y el Poder Legislativo.

Si hay que tener puntos en convergencia, fueron candidatos jóvenes quienes obtuvieron las mayorías en las urnas. Esto habla de un cambio en los paradigmas políticos.

Los nuevoleoneses apuestan a la juventud, prefieren jóvenes en los sitios de poder por sobre políticos de edad madura. 

El mensaje no es que los partidos deben postular jóvenes para ganar. El mensaje es de renovación, de cambio en personas y paradigmas. ¿Sabrán leer este mensaje las cúpulas partidistas?

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2021 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet