Para la Historia… La democratización de la información

7 marzo, 2017 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

Monterrey, NL, a 12 de febrero del 17.

 Distinguida doña Sofía,

Muy apreciada señora, de nuevo escribo para compartir, en esta ocasión, mis reflexiones sobre la crisis informativa que vivimos en el siglo XXI a consecuencia de la masificación del internet y el surgimiento de las redes sociales o internet 2.0 como algunos le llaman.

Las redes sociales llegaron una tras otra con una presencia y penetración tal que a poco más de diez años de creadas, hay quienes ven adicción a estas formas virtuales de comunicación.

En el 04 del siglo XXI surgió el Facebook, detrás de él en el 05 aparece youtube y en el 06 surge el Twitter. Las tres principales redes sociales en el mundo que si bien no son las únicas, sí las de mayor impacto. Su penetración varía entre una sociedad y otra.

En México el Facebook tiene la mayor penetración y su influencia alcanza para realizar convocatorias a protestas públicas masivas, su fuerza permitió en al menos dos ocasiones, que los legisladores en México tuvieran que dar marcha atrás a impuestos con pretensión de censurar el uso del internet, esto sin olvidar su impacto directo en las elecciones de junio del 15.

Vivimos una época inédita, jamás los historiadores y los ciudadanos tuvimos acceso a tanta y tan diversa información. Lo mismo encuentras una receta de cocina que la noticia en vivo del maremoto, la erupción volcánica o incluso, como tuvimos que vivirlo; presenciar a minutos de sucedido, el acto criminal de un estudiante adolecente disparando a quemarropa contra sus compañeros en un colegio de nuestra metrópoli Regia, esto apenas sucedido el 18 de enero pasado.

Con la democratización de la información los estudiosos de los fenómenos sociales podemos acceder a mayores fuentes informativas. Ahí es donde comienza la crisis de esta democratización de la información, como la he venido denominando.

Hoy más que nunca, estimada doña Sofía, podemos conocer la verdad de los hechos desde múltiples ángulos, incluso desde ángulos inexistentes que lo único que pretenden es en forma deliberada, manipular a los lectores y observadores a través del pánico o la ira. Así podemos presenciar que el actual gobierno federal es el primero en padecer los ataques frontales, abiertos y dirigidos a afectar la institución presidencial, bien ganados algunos han de decir.

Lo mismo se manipulan datos informativos que vemos videos apócrifos, fotografías truqueadas, textos falsos, situaciones inventadas con actitud perversa y la plena finalidad de influir a favor o en contra de un gobierno o gobernante, político o figura pública en general.

Tal es el abuso y el daño al prestigio que se causa que las mismas redes sociales comienzan a poner freno a las informaciones fraudulentas.[1] Debo señalar que los políticos y los gobiernos son los más afectados por este abuso irresponsable que se está haciendo del poder obtenido para comunicar virtual y masivamente, con que contamos un gran porcentaje de los mexicanos gracias al mundo virtual.

De acuerdo al (INEGI,2016)[2] el 39% de los hogares cuenta con internet, esto es relevante porque incluso supera los hogares en condición media o alta, lo que significa que hasta en hogares en condición de un grado de pobreza, podemos encontrar una conexión a internet.

La misma fuente citada revela que “la obtención de información y la comunicación son las principales actividades realizadas en internet.” Lo que implica que muchos de los internautas están a merced de esta desinformación o información manipulada intencionalmente.

Apreciada señora, comprenderá que este aspecto de la Historia del Tiempo Presente es propiamente, una línea de investigación que bien debemos agotar los historiadores de esta época para dejar testimonios a los historiadores del futuro.

“Estudiando la opinión de la polis”

Afectuosamente quedo a sus  invaluables saberes.

Óscar Tamez Rodríguez

 

[1] Facebook en diciembre del 16 y Twitter en febrero del 17 anunciaron que tomarán medidas contra las publicaciones difamatorias, las noticias fraudulentas y que ataquen o denigren en falsedad. Esto a consecuencia de la influencia de las redes sociales en la campaña presidencial 2016 de los EUA.

[2] http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2016/internet2016_0.pdf. Estadística del INEGI a propósito del día mundial del internet. Mismo que coincide con el aniversario de la SNHGE, el 17 de mayo.

Videos Youtube

+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2017 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet