Líos de faldas

9 junio, 2019 | publicado por:Oscar Tamez

El secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, acompañó a Claudia Sheinbaum, gobernadora de la CDMX, a un evento en el cual anuncian el llamado uniforme «neutro», todo centrado en aprobar el uso de faldas en los escolares hombres.

Ahora los niños pueden usar faldas si así lo desean en vez del pantalón o short clásicos escolares. Esta declaración se ubica en el sector de los distractores a temas relevantes, en el de cortinas de humo.

El uso del pantalón en los hombres se remonta a las primeras civilizaciones en el medio oriente, otras versiones le vinculan al uso del caballo como medio de transporte y por lo cual se sustituye la túnica u otra prenda. Los romanos usaban una especie de falda con unas mallas debajo hasta las rodillas, además de vestir con túnicas, togas y otras indumentarias.

Durante la Edad Media, en Europa, se generaliza el uso del pantalón en los hombres.

A fines del Siglo XIX el uso del pantalón por parte de la mujer era mal visto, incluso sancionado; es en los años 60 del Siglo XX cuando se vive la revolución del pantalón femenino como una forma de rebeldía, lo que no implica no hubiera antecedentes en su uso.

Con la moda hippie se socializa el uso del pantalón en la mujer, no fue un asunto de reivindicación o derechos humanos, es un tema de protesta y liberación, su implementación conlleva una moda femenina para el pantalón de mujeres, con corte distinto al del hombre.

Con el Siglo XXI llega la moda de los derechos humanos como una forma de justificar cualquier transformación social, lo mismo en el lenguaje que en actitudes o conductas dentro de la sociedad.

La vestimenta como otras conductas, responde a factores culturales, éstos son impuestos por las condiciones geográficas como el clima y ubicación territorial, lo mismo por factores culturales como historicidad e identidad étnica, entre otros.

El uso del pantalón por parte de las escolares fue una conquista y petición de los padres de familia quienes, por factores como el clima o situaciones específicas de la comunidad escolar, preferían vestir a sus hijas con pantalones en el uniforme escolar, esto lleva décadas, recuerdo ya aplicaba en los años 80 del Siglo XX.

Clauida Sheinbaun y Esteban Moctezuma presumen la implementación de la falda en uniforme de niños.

El caso de poner falda a los niños no opera en el mismo sentido, no hay un movimiento visible, real o de grupos sociales impulsando su utilización, es una decisión desde la autoridad que, si bien es de libre utilización, resulta innecesario abrir el debate sobre su implementación en el uniforme escolar.

Proponer faldas en el uniforme de los niños no responde a la defensa de sus derechos humanos, éstos nunca estuvieron en juego. 

Justificar que es una decisión en la cual el niño participa es absurdo. Los menores no están en condición de decidir muchas de sus conductas sociales, por ello están a resguardo de un tutor o padre de familia.

Asumir que el menor tiene criterio para elegir falda o pantalón es depositar en su persona la toma de decisiones a las cuales aún no está formado. 

¿Por qué no se permite el consumo de alcohol o tabaco frente a menores? Además del tema salud en el caso del humo, porque la imitación de conductas lo llevan a asumir comportamientos socialmente reprobables.

Que una persona mayor de edad use lo que mejor le acomode es decisión libre, pero en el caso de los niños es manipular su pensamiento, sus decisiones.

Esto de la falda no es diferente a anunciar golosinas en la barra infantil de la televisión y lo último se prohibió ante la falta de madurez en los menores para discernir. Tan importante es la salud física como la emocional.

Por un afán mediático y protagónico, Esteban Moctezuma abre una puerta a la mofa, al bullying que pueden llegar a padecer los menores a quienes sus padres o tutores decidan vestir con faldas.

Al rato tendremos a niños con short debajo de la falda o vistiendo pantalón para poder practicar deporte escolar porque sus padres, movidos por la moda, le pusieron faldas.

No se trata de un tema menor, esto es un lío de faldas que puede impactar en la formación emocional de la siguiente generación de mexicanos. 

Descubrieron el costo político que implicó y ahora dicen que los medios entendieron mal y buscan dañar al gobierno. ¡Fájense los pantalones y asuman su responsabilidad, bueno la falda si quieren!

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2019 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet