Policía de élite e impunidad

23 agosto, 2022 | publicado por:Óscar Tamez Rodríguez

El domingo se realizó el foro Rediseñando la Seguridad Pública por parte de TV Azteca, el lunes aparece en El Horizonte la nota titular «Urge que Fuerza Civil sea la policía de élite», adjunto a esa nota el presidente expresa que termina la impunidad en México, ambas noticias se vinculan, aunque sean distantes entre sí.

Entre las conclusiones del foro se encuentra que para pacificar a Nuevo León «es urgente que Fuerza Civil recupere su esencia de policía de élite y se enfoque en combatir los delitos de alto impacto, mientras que las policías municipales deberán concentrarse en la proximidad». Urge que los grandes delitos se atiendan y resuelvan, que mejore la percepción respecto a que se castiga al delincuente.

Según la organización México Evalúa en su portal web, en el documento Hallazgos 2017, «la impunidad es un reflejo de la ineficacia del SJP (Sistema de Justicia Penal) para procurar e impartir justicia».

La ONG mencionada establece: «una vez que los delitos son conocidos por las autoridades, no existe algún tipo de respuesta por su parte».

Urge la policía de élite en la entidad, esa con cualidades de honorabilidad, honestidad, eficiencia operativa, confiabilidad, profesionalismo y deseos de hacer carrera policiaca. Una policía capaz de combatir el más de 97% de impunidad que a nivel local se reconoce entre los delitos cometidos.

Según el documento referido de México Evalúa, en 2017 la impunidad nacional alcanzaba el 87.3% de los delitos y en Nuevo León el 97.3% de los casos, ubicando a la entidad en un deshonroso cuarto lugar nacional.

Según impunidad cero, también organización no gubernamental, en su portal web, en el reporte 2020 establece que la impunidad en los homicidios dolosos del país alcanza el 89.6% de los casos.

Contar con una policía de élite contribuye a que los delitos no queden impunes, a evitar los errores al detener pillos, al iniciar la integración de carpetas y otras faltas que facilitan la puerta giratoria en los pocos delincuentes atrapados.

La impunidad es la principal motivación para la comisión de delitos, saber que robar, matar, violar, secuestrar y otros tantos actos delictivos quedan sin castigo, favorece a los potenciales delincuentes.

Los panelistas concluyeron que para resolver el problema de la inseguridad en la entidad se requiere una estrategia tipo condominio; es decir, «una estrategia de seguridad de ´tres pisos´, donde las policías municipales se encarguen de las labores de proximidad y Fuerza Civil se dedique a combatir los crímenes de alto impacto».

La seguridad demanda atender sus tres momentos básicos: la prevención del delito, la procuración de justicia y la impartición de ella. Los tres tiempos exigen acabar con la impunidad, pero en forma objetiva, tangible y sin simulaciones.

El titular del Ejecutivo federal, con relación a la detención de Murillo Karam, asegura que en su sexenio se terminó con la impunidad. Sin duda eso es verdad entre las 07:00 y las 09:00 de la mañana durante las ruedas de prensa, pero el resto del tiempo es inexacto. Si algo mancha la actual gestión gubernamental es la impunidad de funcionarios y sus familiares.

Ana Gabriela Guevara en Deporte, Manuel Bartlett en la CFE, Zoé Robledo en el IMSS y Hugo López-Gatell en el combate al Covid, sin olvidar el triste caso de los mineros atrapados en Coahuila y donde se ha ocultado la información de los dueños de la mina, son ejemplos de impunidad.

Sí a la policía de élite y al combate a la impunidad, pero que sean bajo las premisas de inclusión, transparencia y legalidad.

Videos Youtube
+ videos
Últimos Tweets
Facebook

Centro de Estudio Políticos y de Historia Presente | Todos los Derechos Reservados 2022 |  Aviso de Privacidad |  Designed by: bioxnet